Pasar al contenido principal
Instituto Nacional de Estudios de Teatro

Escuchar a Roberto Casaux

El archivo audiovisual del INET está conformado por documentos sonoros y fílmicos de gran valor histórico, cultural y patrimonial, dado que son registros de puestas en escena significativas del teatro argentino, lo que los convierte en importantísimas fuentes históricas para poder reconstruir cómo eran las representaciones teatrales en el pasado y gracias a ellas poder desarrollar el estudio de la historia de la puesta en escena en Argentina. Estos documentos sonoros y fímicos complementan y enriquecen sobremanera los estudios basados solamente en documentos textuales y, en algunos casos fotográficos, si estuvieran disponibles. Dentro de los documentos sonoros que forman la Fonoteca del INET, se destaca por su gran valor histórico un disco que contiene dos monólogos inéditos de Roberto Casaux, relevante actor nacional, caracterizado por la creación de personajes extranjeros. Estos dos audios creemos que constituyen registros únicos de la voz de este actor, dado que en el Archivo General de la Nación no se ha encontrado ningún otro. Estos monólogos, de los que había una versión en cassette, también han sido digitalizados desde el disco original con la colaboración del Instituto Nacional de Musicología, y se encuentra disponible para su audición en el INET.

ROBERTO CASAUX

Roberto Casaux fue un actor y director argentino, nacido en Buenos Aires el 9 de agosto de 1885, su verdadero nombre era Roberto Casaubon. Comenzó su carrera en 1907, en la compañía de Florencio Parravicini, y su descollante personalidad hizo que pronto se separara, formando su propia compañía. En 1916 se consagró con dos éxitos: El distinguido ciudadano, de Saldías, y El movimiento continuo, de Discépolo, Folco y de Rosa. Después formó compañía con Lola Membrives, y en 1920 en el Teatro Politeama dio vida a una de sus grandes caracterizaciones en la obra de Alberto Novión El vasco de Olavarría.Estaba casado con la actriz Esperanza Palomero. Murió en Buenos Aires el 29 de mayo de 1929.

Fue un actor “característico”, como se denominaba a aquellos actores dedicados especialmente a encarnar personajes que requerían una especial caracterización. Compuso a personajes franceses, ingleses, yankees, vascos, polacos, italianos, catalanes, alemanes, así como encarnó un judío, un noble español, un gallego, un viejo actor español. También en menor medida encarnó personajes nacionales, como un criollo en “El grillo”, un provinciano, un tipo porteño de gran dignidad, un periodista charlatán, un politico trapisondista, un viejo bohemio filósofo y divertido. Incluso interpretó a dos mellizos: un personaje femenino y el otro masculino.

Construía físicamente los personajes, imitando con notable precisión la voz, el acento, el dialecto y el movimiento corporal propio de cada tipo y dedicando gran importancia a la caracterización del maquillaje, peinado y vestuario de cada uno. Se lo llamó el “actor de los cien rostros”, aludiendo a la capacidad que tenía para caracterizar diferentes tipos.

Los monólogos de Casaux

El primer monólogo es la conferencia sobre la “Teoría de la Ciencia de la Casualitat”, desarrollo del monólogo del personaje del chofer catalán Noy Astrada que interpretaba Casaux en el segundo acto de la obra El movimiento continuo, de Armando Discépolo, Rafael José De Rosa y Mario Folco, estrenada el 28 de julio de 1916. Esta obra tuvo un gran éxito, llegó a las 200 representaciones en mayo de 1917, y se repuso en 1918. Saldias, en la biografía del actor, cuenta que para componerlo había copiado al dueño del viejo café de Rivadavia y Rincón. En su estreno, Salvador Rosich interpretó el papel del inventor Andrés García y Felisa Mary a su esposa Doña Pepa.

Decimos que es un desarrollo de ese monólogo, porque no coincide exactamente, es evidente que Casaux lo ha ampliado. Dentro de los ejemplos de los inventos creados por la casualidad, este monólogo reitera del texto dramático el del pararrayos de Frankin, al que extiende con respecto a su versión publicada, el del Papin y el vapor, el de la vieja que frota el gato e inventa la electricidad y el del cocinero y el aceite. Agrega dos nuevos, el de Grau y el vino y el de Marconi y las ondas.

Este monólogo tampoco coincide exactamente con el monólogo que los mismos autores Discépolo, de Rosa y Folco escribieron para ser interpretado por Roberto Casaux en 1916, denominado ¡¡La cience de la casualitat!! subitulado “Conferencia que dio Don José Astrada (el Catalán) en el Instituto Cientifico Mecánico Universal de Villa Ballester”. Llamativamente, este tiene menos coincidencias inclusive con el monólogo grabado, solo coinciden algunas frases. En este monólogo publicado se hace referencia a esta institución, no se cita ninguno de los ejemplos de los inventos citados en los monólogos anteriores, sino que citan todos ejemplos diferentes, como el de Nevutón (por Newton)o el del burro que tocó la flauta por casualidad, entre otros.

En una de las imágenes del video, pudimos observar una imagen del fim El movimiento continuo, dirigido por Atilio Lipizzi, de 1916. Este film silente se proyectaba entre el segundo y tercer acto de la obra, completando su acción. Entre esos actos, el personaje de Castañeda huye con el dinero de la cooperativa creada para solventar el invento de Andrés García y Noy Astrada de la máquina del movimiento continuo, lo que tiene como consecuencia el enojo y el reclamo de todos los inversores ,que quieren recuperar su dinero.

El segundo monólogo es una conferencia sobre “El chiste alemán”, desarrollado a partir del personaje del alemán Hans Klappenklap de la obra ¡Kolossal mujer!... de Ricardo Hicken, estrenada por Casaux el 23 de julio de 1921. Decimos desarrollado a partir de este personaje, porque Hans Klappenklap es un alemán jocoso, que se cree gracioso y hace chistes habitualmente a los demás personajes. Y sobre todo porque en el texto de Hicken se encuentra el último chiste del monólogo: Hans le cuenta Cora, intentando seducirla, el chiste de la vaca y la avispa (Hicken, 1921, p.27). Aunque no cuenta el primer chiste, el del perro policía, si se incluye en el texto una referencia a ese animal. A Hans le muestran una, la toma y dice “Parece un perro policía”, y se la pone a la esposa en la espalda, a lo que Lina dice “Siempre fastidiando con tus bromas! (oo.cit.p.6)

Esta obra también tuvo un gran éxito. Al publicarse en la revista La escena, (Año IVV, N°171, Bs.As. 6 de octubre de 1921), dos meses y medio luego de su estreno llevaba la comedia ya cien representaciones consecutivas en el Teatro Politeama. El rol de la esposa alemana de Hans lo interpretaba Pierina Dealessi, el de su hija Gretchen lo hacía Esperanza Palomero (esposa de Casaux), el embaucador Rafael Enrique Serrano y la seductora Cora era Aurelia Musto.

Saldías, en la biografía que dedica a Casaux, describe al personaje de esta obra, Hans Klappenklap, como a un alemán distinto de otro alemán que Casaux también ha compuesto, el profesor Müller, de la obra homónima de Hicken, destacando que componía cada personaje en forma diferente, aunque sean de la misma nacionalidad. Casaux ha compuesto varios alemanes además de estos, como el protagonista de El amigo Krauss de Alejandro Berruti, o el Profesor Regemburg de Insituto Internacional de Señoritas, que en un bar alemán provocaba el asombre tomándose 20 medios litros de cerveza, truco que el público festejó 100 noches. También encarnó al Profesor Kaddembach de “La fórmula Kaddembachy a Augusto Pickaepack, de La familia Pickaerpack, de Mertens.

Estos monólogos nos permiten escuchar a un actor que nunca habíamos podido escuchar con anterioridad, disfrutar de su ductilidad en la creación de acentos y su rica comicidad verbal. Este documento sonoro es una fuente histórica para poder reconstruir su modalidad de actuación en particular, y del actor cómico argentino en general.

Laura Mogliani